sábado, 21 de agosto de 2010

Do it yourself



Por Raúl H. Pérez Navarrete


Admito que no me gusta del todo el punk, sin embargo, me parece innegable que la actitud del “do it yourself”, que era inherente a este género, fue una bocanada de aire fresco para el rock de aquel entonces que se ahogaba en las complejidades del progresivo.



Portada de catálogo de arte punk: Miller, Ringma & Hoppe, "Smashed Mona", 1978



Los Ramones en los Estados Unidos y los Sex pistols en el Reino Unido encabezaron un movimiento que rebasó el ámbito musical para alcanzar los terrenos del diseño gráfico, la moda, la fotografía y las artes visuales en general.

Más de tres décadas después de la aparición de los álbumes de estas legendarias bandas, el internet se agregó como un interesante elemento en la ideología del “hazlo tú mismo”: Myspace es una ventana para la autopromoción de bandas y músicos de los más lejanos e insospechados rincones del planeta; en Youtube es posible encontrar cortometrajes y trabajos de animación de gran interés; miles de blogs en todo el mundo se han convertido en importantes espacios de opinión; mientras que Twitter es un foro plural y dinámico que apenas empieza a mostrar su potencial. Igualmente, la aparición de los webcómics es otra muestra de este fenómeno.




"Vete a la versh", animación de Darkar



En los últimos días me he encontrado con videos en youtube, blogs y twitteros que me hicieron pensar en las líneas escritas arriba. Hoy día, tomar una hoja de papel, escanearla y después animarla para subirla en forma de video a internet no es muy distinto a tomar las fotocopias de un cómic, engraparlas y repartirlas en una calle londinense a finales de los 70’s…

Sin duda este tema podría extenderse mucho más, pero quería en este momento plantear la idea general. Sin duda tú, que lees estas líneas, tendrás mucho más qué decir al respecto.


3 comentarios:

lizard dijo...

Seguramente algunos nos sentimos identificados con tus palabras. ¿Y cuál es el objetivo final de ese "hágalo usted mismo"? En mi caso particular no creo ganar ni fama ni fortuna con un webcomic, simplemente me gusta copartir. Creo que en última instancia lo que buscamos es darnos a conocer y expresarnos entre aquellos que tenemos intereses comunes. Buena entrada, ya tenías unos días de no postear.

Pablo Cabañas dijo...

Ese es una (si no la principal) de las genialidades del internet, que gracias a ello uno puede darse a conocer si pasar por engorrosos trámites de una publicación impresa, y con ello, la absoluta independencia de poder crear una obra realmente propia, sin que un editor (o alguién similar) diga qué puede y que no llevar.
Salud.
;)

Raúl H. Pérez dijo...

lizard y Pablo, gracias por sus comentarios.

Ambos señalan cosas muy ciertas: el deseo de compartir nuestras creaciones y el de expresarnos son muchas veces los motores principales de nuestros blogs y webcómics; lo otro es precisamente lo maravilloso que resulta internet en cuanto a que elimina muchos obstáculos.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...