viernes, 12 de marzo de 2010

Arte y educación

Por Raúl H. Pérez Navarrete

Realmente creo que el mundo puede ser transformado a través del la educación y el arte. Mediante el cambio en un individuo la realidad es moldeable. Tomar conciencia es siempre el primer paso hacia la metamorfosis, sin embargo, he aquí también el primer obstáculo.



Las palabras anteriores surgen de la impresión causada por un texto escrito por Miguel Ángel Civeira el pasado miércoles. 10 de marzo. Los alumnos a los que dirige su carta son también mis alumnos por lo que sé bien lo frustrante que es en ocasiones la profesión de maestro.

Insisto en lo antes planteado: la realidad puede ser cambiada por medio del conocimiento, sin embargo, los individuos no son hojas en blanco sobre las que se plasman nuevas ideas: el adolescente en general carga con una serie de prejuicios emanados de su edad y su entorno sociocultural. A diferencia de lo que plantea Miguel Ángel, yo creo que el mercado no es el único culpable de la apatía y el consumo de basura.

La tarea es difícil pero no imposible. Si algo he aprendido es que el arte es una herramienta útil para despertar conciencias. Un filme, un ensayo, una pintura, realmente pueden ser el inicio de un gran cambio.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que sera una tarea muy cansada aveces es realmente muy impresionante saber que no les interesa absolutamente NADA.
Debo admitir que algunas vecez me he comportado como ellos.

Ego dijo...

Es terrible. Lo peor es que ellos mismos piensan que no pueden cambiar.

El cadaver Exquisito dice... dijo...

interesante...pienso en una respuesta a lo que planteas y creo que al final todo se basa en la educacion, la base y cimientos que a pesar de todo y sean cuales sean las condiciones la sociedad ofrece, aunque esta misma se encargue de destruir sus propias creaciones. La educacion es la base del desarrollo emocional moral y etico, para mi y desde mi punto de vista los tres pilares que determinaran que tipo de adolescentes y despues que tipo de adultos tendremos como hijos, hermanos, amigos...a traves del arte, a traves de la psicologia, a traves de la lectura...sobretodo la empatia, la necesidad de establecer como impronta en las cabezas de los adolescentes que son tan normales como el resto, y que las emociones y los sentimientos forman parte de una vida plena...pero si quiza es un debate amplio y arduo...pero se puede cambiar, aunque la gente no lo crea, se puede cambiar....

te sigo

María Oceánica dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo y con Ego, y es realmente gratificante saber que los maestros reales existen.

"El adolescente en general carga con una serie de prejuicios emanados de su edad y su entorno sociocultural."

Creo que por eso es muy importante la educación preescolar y primaria. Por las tardes ayudo a niños a leer mejor y a repasar los temas de su clase. Tienen siete años y desde el primer día tenían una mentalidad derrotista. Decían que no iban a estudiar la prepa, que no eran buenos para estudiar; tienen muchos prejuicios y se autolimitan. La reforma debe ser en todos los niveles, desde el más bajo, para que funcione realmente el cambio.
Saludos.

Raúl H. Pérez dijo...

Anónimo: Cansado, sí, pero hay que escarbar para descubrir qué es lo que realmente les interesa.

Ego: Sí, eso es terrible.

El cadáver exquisito: Gracias por tus palabras, estoy de acuerdo con lo que planteas; con respecto a la empatía, eso es fundamental y muchas veces no se toma en cuenta.

María Oceánica: Dudo ser un maestro “real”, pero trabajo todos los días para realmente serlo, es decir, un educador en todo el sentido de la palabra.

Con respecto a lo que comentas, felicidades por tu labor, es realmente terrible escuchar que desde una edad temprana se auto limitan pero afortunadamente hay formas de transformar esa mentalidad.

Y sí: “La reforma debe ser en todos los niveles, desde el más bajo, para que funcione realmente el cambio”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...