sábado, 30 de enero de 2010

Los monstruos de la cotidianidad

Por Raúl H. Pérez Navarrete

Revisaba la página del Diario de Yucatán, buscando la cartelera cinematográfica, cuando advertí el título de una nota: “Se mató porque la burlaban”. El pequeño texto daba cuenta de una niña de 9 años que se quitó la vida colgándose “de la reja de la entrada de su casa”, una humilde vivienda en una comisaría de la ciudad de Tizimín. La nota seguraba que debido a su condición económica la niña era el blanco de las burlas de sus compañeros que hacían mofa de su “ropa desgastada y zapatos rotos”.

En los comentarios de los lectores no han faltado las acusaciones a “la televisión” y los medios impresos”, los invariables causantes de toda desgracia para aquellos que ven el mal más allá y no bajo sus propias narices. Tampoco ha faltado quien atribuya a esta desgracia a la ausencia de “Jesucristo y la Virgen María”.

Parafraseando a algunos amigos y maestros, estamos ante el asalto de los monstruos de la cotidianidad. El altísimo índice de suicidios en Yucatán parece no existir en el horizonte de las autoridades. Niños y jóvenes se quitan la vida todos los días ante la total indiferencia de la sociedad.

Lo más probable es que en los siguientes días la nota genera algunos comentarios más pero no cambios significativos entre las autoridades, los padres de familia y el sistema educativo que igualmente comparte muchas veces la culpa en estas tragedias.

Una niña de 9 años, estudiante del tercer año de primaria se quitó la vida y al mundo no le importará en un par de días, sumido entonces en la enajenación del espectáculo que envuelve al futbol y a la política de nuestro país.

1 comentario:

Ego dijo...

Tienes razón, Raúl. El cacareo habitual acerca de la "pérdida de valores" ignora la realidad: No se están perdiendo los valores, sino el problema es que se practican los mismos valores de siempre: la competencia desleal, el juzgar a las personas por sus posesiones materiales, el "ser vivo" y aprovecharse de los demás, son los valores que en nuestra sociedad se practican y predican. Lo demás es puro cacareo.

PD: Está genial el nuevo diseño del blog. ¿Cómo le pones lo de "Quizá también te interese? Al final de cada entrada?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...