viernes, 24 de julio de 2009

Para mis alumnos

Por Raúl H. Pérez Navarrete

El pasado viernes 10 de julio se llevó a cabo la ceremonia de graduación en la escuela donde trabajo. La mezcla de sentimientos que me invadieron al final me dificultan plasmar en unas cuantas líneas lo ocurrido. Por supuesto que estoy muy contento por este logro que mis ahora ex alumnos alcanzaron pero es imposible pasar por alto un dejo de tristeza.

Nunca antes la palabra “gracias” me había resultado tan abrumadora. Pensar en todo aquello que está detrás de estas siete letras es simplemente sobrecogedor.

Doy a penas mis primeros pasos y sé que tengo mucho por aprender pero me siento satisfecho –y atemorizado en cierta forma- de que mis palabras tuvieron eco de una u otra manera. El conocimiento es un mapa de la realidad, nos ayuda a entender el mundo en el que nos encontramos, a no transitar a ciegas por sus caminos.

Gabriela, Elmer, Luis, Sinaí, Mauricio, Stephanie, Alma, Osmara, Jairo, Raúl, Regina, Mariana, Mariela, Rodolfo y Karla, me alegra haber sido parte de su formación.

Felicitaciones y, parafraseando a uno de ustedes, fue un gusto haberles conocido.

6 comentarios:

Txs dijo...

-Demos gracias al Señor
-Te alabamos, Señor
-Podeis ir en paz... la misa ha terminado.

(Interviene el coro con "Gloria a Dios en el Cierlo")

Telón

Raúl H. Pérez dijo...

Creo que no entendí el chiste... ¿insinúas que me siento una epecie de gurú para mis alumnos o algo por el estilo? Soy muy humilde para admitir que sí.

Txs dijo...

Coincido con tu ejemplar humildad... pero lo anterior está lejos de ser un chiste.

Mau Metri dijo...

Pues gracias de nuevo, y debe sentirse muy satisfecho de el eco que sus palabras dejaron en nosotros, aunque a cada quien se le quedaron de manera distinta.

Solo me resta decir que de Usted y de Mike he aprendido muchísimo y en realidad se los agradezco.

Espero que sigan proyectando películas en el Jose Martín; siempre es bueno ver cine de calidad.

LETRAS EN EL AIRE dijo...

Mi estimado Raúl, me parece que el verdadero siginificado de la docencia es precisamente cuando de un alumno recibimos la palabra Gracias por que no hay nada más motivador que escuchar que los esfuerzos que día a día se hacen valieron la pena, tal vez no para todos, pero con uno que lo agradezca es suficiente.
No nos queda más que seguir adelante, pese a las críticas de algunos (casi siempre los que no saben que es día con día tratar de motivar a los alumnos y acercarlos a la literatura)

Raúl H. Pérez dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, son bienvenidos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...