lunes, 1 de junio de 2009

Spawn: al sur del Paraíso

Por Raúl H. Pérez Navarrete


Largo y duro camino fuera del infierno


En 1992, un grupo de siete dibujantes, entre los que destacaban Erick Larsen (Spider-Man), Jim Lee (X-Men), Rob Lifeld (X-Force) y el canadiense Todd McFarlane (Hulk), abandonan la casa editorial Marvel hartos de las políticas de la compañía y con el propósito de fundar su propia empresa, siendo este un acto inédito en la historia del cómic. La empresa, bautizada como Image, estaba formada por los estudios fundados por cada uno de sus seis participantes desde los cuales fueron lanzados los títulos: W.I.L.D. Cats (Lee), Savage Dragon (Larsen), Youngblood (Liefeld), Spawn (McFarlane), Cyberforce (Marc Silvestri) y Shadowhawk (Jim Valentino). El séptimo fundador, Whilce Portacio, creador de Wet Works, decidió en último momento publicar de forma independiente por lo que al final no fue parte del nuevo proyecto.


Con problemas financieros en un principio (recordemos que ellos eran dibujantes y no empresarios), el inicio de esta aventura tuvo contratiempos que con el paso de los meses repercutirían en las relaciones interpersonales de los involucrados: McFarlane y Liefeld discutirían y éste último regresaría a las filas de Marvel mientras que Jim Lee vendería Wildstorm por una suma millonaria a DC Comics convirtiéndose en uno de los hombres más ricos del medio. A pesar de esto, la situación no impidió que el grupo se desarrollara hasta ser una importante fuerza editorial de gran influencia.


El engendro


McFarlane confesó en una entrevista que su personaje nació diez años antes de su lanzamiento, cuando todavía colaboraba en llamada Casa de las Ideas. Decidido a esperar el momento adecuado para que su creación viera la luz, éste se presentó el mes de junio de 1992 con la salida de Spawn #1. El público fue tomado por sorpresa e introducido al violento y sombrío mundo de Al Simmons, un agente del gobierno estadounidense asesinado por sus propios superiores y que cae en las manos de Malebolgia, un demonio que le propone regresarlo a la Tierra para encontrarse con su esposa con la condición de que Al se convierta en el dirigente de los ejércitos del infierno en su próxima lucha contra el Paraíso. Desorientado, vistiendo un extraño atuendo y en medio de un sucio callejón, Simmons regresa cinco años después de su muerte para enfrentarse a una serie de intrigas y radicales cambios en su propia familia.


Spawn fue sin lugar a dudas la historieta más interesante que surgió de Image y a esto mucho ayudó el estilo de McFarlane tanto en su narración como en el aspecto visual, así como la colaboración del talento de Neil Gaiman (The Sandman), Alan Moore (Watchmen), Dave Sim (Cerebus the Aardvark) y Frank Miller (Sin City). El protagonista, un verdadero antihéroe, es auxiliado por el conde Nicolás Cogliostro, un hombre misterioso que parece conocer los secretos que rodean al personaje central, y por los vagabundos con los que éste convive en los callejones de la gran ciudad pues, al igual que ellos, Spawn es un marginado: su rostro deforme y la búsqueda de los motivos de su asesinato lo obligan a mantenerse oculto. Mientras tanto, en su hogar, Wanda, su esposa, ha contraído segundas nupcias con su mejor amigo y en las calles un par de singulares personajes, un grotesco payaso salido del infierno y una cazadora enviada por el Cielo, andan tras las huellas del torturado protagonista.


Entre el Cielo y la Tierra


Calificada como una historieta de terror y fantasía, Spawn puede ser igualmente catalogada como una historia de rasgos psicológicos debido la profundidad del personaje reflejada en los monólogos y reflexiones del héroe, característica que contrastaba con las creaciones de Jim Lee o Marc Silvestri en donde eran la violenta agilidad de las secuencias y la sorpresiva acción los elementos predominantes.

Oscura, desconcertante, Mcfarlane llevó su idea a otros territorios al presentarnos versiones previas del personaje como el spawn medieval (historia narrada por Neil Gaiman en el número 9) abriendo de este modo la posibilidad de historias alternas y miniseries.

A más de 10 años de su lanzamiento y luego de más de 150 números, Spawn es en la actualidad una de las historietas más inteligentes del mercado. Junto a Jim Lee y el resto de los fundadores de Image, Todd McFarlane renovó la forma de hacer historietas en un mercado dominado por las eternas y poderosas Marvel y DC, que desde hace mucho se estancaron al continuar con sus historias repetitivas, monótonas y carentes de creatividad.


Artículo publicado originalmente en la revista en internet La Espiral, el 27 de mayo de 2009.

3 comentarios:

m. Isaac. V.R. dijo...

Tu blog cumple un trabajo formidable, (re)despertarme el interés en cómics que yo leí alguna vez pero no volví a tocar.
El problema es que nos dejas picados (esperando link de descarga directa, pero... para eso tengo el mío).
Saludos.

Soma dijo...

Spawn del 1 al 100 (y cacho) editados en español por Editorial Vid, a consulta a cambio de unas León Negra...

Raúl H. Pérez dijo...

Gracias por los comentarios.

P.D. Ya tengo los primeros 100 números (gracias taringa.com) pero si quieres luego nos tomamos las chelas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...