miércoles, 29 de abril de 2009

Influenza: otra vez el fin del mundo


Por Raúl H. Pérez Navarrete



It´s the end of the world as we know it and i feel fine.

R.E.M.



Faltaban aproximadamente 20 minutos para la una de la tarde cuando en la escuela donde trabajo informaron que las clases se suspendían hasta el 6 de mayo. La noticia fue recibida con entusiasmo por mis alumnos pero en pocos minutos surgieron comentarios de temor mezclados con bromas que hacían referencia a cintas como Exterminio y videojuegos como Resident evil. Antes de que abandonaran el salón les pedí, entre otras cosas, que no cayeran en la paranoia. Al finalizar la clase, borré la caricatura de un cerdo que uno de mis estudiantes dibujó en la pizarra. Iniciaban así las “vacaciones epidemiológicas”, como las calificó David Moreno.


* * *


La situación es grave pero no es el fin del mundo ni intervención divina como algunas personas aseguran. En su entrada correspondiente al tema, Miguel Ángel Civeira nos recuerda que en esta primera década de este nuevo siglo hemos visto la amenaza del fin del mundo en más de una ocasión: “ésta es, según mi cuenta, la quinta vez que me toca vivir el fin del mundo. La primera vez fue en 2000, con el Y2K; luego en 2001, con la guerra nuclear que provocaría el 9/11; luego en 2003 con la fiebre aviar, y finalmente en 2006 con el Anticristo y las profecías de la Virgen de Fátima”.

El poeta y ensayista José Díaz Cervera comparte una anécdota al respecto, en su artículo Las formas de la influenza, publicado en Por esto! el martes 28 de abril:

Uno de los comentarios más sorprendentes lo escuché de una señora encopetada, al ir a pagar mi recibo de luz en una plaza comercial; su lógica era impecablemente falaz: “es sólo influenza”, dijo con autoridad de gallinola a la mujer que la acompañaba, agregando, además, un par de razonamientos luminosos. El primero tenía que ver con una especie de fatalidad: todo esto es un castigo de Dios para los habitantes del Distrito Federal, por elegir a un gobierno comunista que legalizó el aborto. El segundo hacía referencia a que el fervor religioso y el temor a Dios de los yucatecos, funcionaría como una especie de escudo que impediría la llegada de la epidemia a nuestro Estado.


* * *


En su artículo Serenidad, dosis necesaria, publicado igualmente el día 28 de abril en Por esto!, Manuel Tejada comenta, con la precisión que lo caracteriza, que “una de las principales medidas que tienen que implementarse ante situaciones tan complejas (…) es mantener la calma ante la información que se difunde por los medios oficiales. En este sentido, tenemos que mostrar disciplina y capacidad para organizarnos, sobre todo, cada quien tiene que ser responsable y no tergiversar lo que realmente ocurre”. No es para menos, pues en las últimas horas no han faltado los rumores que suelen acompañar a este tipo de situaciones, como las que consideran a la influenza como una “conspiración máxima del gobierno mexicano para ocultar los verdaderos problemas de la crisis económica” o que se trata de un “virus de laboratorio gringo que se está probando en el patio trasero”.

* * *


Junto a los rumores, no han faltado las muestras del famoso ingenio del mexicano, como por ejemplo la “rola de la influenza (porcina)”, “una rica cumbiecilla”, en palabras del buen Isaac Ventura, o algunas imágenes que pueden encontrarse en blogs o en sitios como deviantart.com. Aunado a esto, igualmente se encuentra la poca importancia que se le da a otro tipo de notas como las relacionadas a la ley contra el narcomenudeo, por ejemplo.


* * *

Vivimos en una época en la que los desastres ecológicos, la crisis económica y las epidemias han caracterizado la primera década de este nuevo siglo, pero también fue una década que atestiguo la aprobación de la unión de personas del mismo sexo en varios países así como la llegada de Barack Obama a la presidencia de los Estados Unidos; lo anterior debería movernos hacia la reflexión sobre nuestro papel en la sociedad y el mundo, no hacia la indiferencia, el miedo y los rumores.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...