sábado, 21 de febrero de 2009

De aniversarios en viñetas y aventuras sin fin


Por Raúl H. Pérez Navarrete

El miércoles 18 empecé a colaborar en la revista en línea Mística espiral. Lo haré cada miércoles. Acepté con gusto la invitación -entre otras cosas, lo admito- porque me fascinó la referencia a uno de mis series animadas favoritas: Daria.

Ya que el maestro Jorge Cortés hizo un recuento de los aniversarios vinculados a la literatura, yo hice uno sobre el mundo de la historieta. Cómics como The Sandman, de Neil Gaiman; Teenage Ninja Mutant Turtles, de Kevin Eastman y Peter Laird; y The Crow, de James O’Barr, cumplen 20 años, mientras que Flash Gordon, de Alex Raymond, 65. Por su parte, personajes como Punisher y Wolverine cumplen 35 de haber aparecido por primera vez; el primero en las páginas de Amazing Spider-Man, y el segundo en el cómic The Incredible Hulk.

En mi artículo también figuran Thimble theater, de Elzie C. Segar; Tintín, de Hergé; Mandrake el mago, de Lee Falk; Turok, de Gaylord Dubois; Batman, de Bob Kane; Sgt. Rock, de Robert Kanigher y Joe Kubert; y For better or worse, de Lynn Johnston.

Mi próximo texto abordará una serie de libros aparecidos en la década de los 80, llamada Aventura sin fin, historias inspiradas en el popular juego de rol Calabozos y dragones, y que tenían la particularidad de que el lector tomaba las decisiones que conducían a uno de los diversos finales. Narrados en segunda persona, el lector asumía diversos papeles como un guerrero, en Las cavernas del terror; un príncipe, en Las alas del dragón, o un artista ambulante, en El tesoro del rey. Castillos en ruinas, grutas interminables y bosques encantados eran algunos de los escenarios donde el lector se enfrentaba a hechiceros, ogros y gigantes.

Yo cuento con los primeros doce números, 8 pertenecen a mi abuela paterna mientras que los últimos 4 son míos. Ella los consiguió posteriormente para obsequiármelos. Hace poco, en internet descubrí que la editorial Timun Mas, que los publicó en español, lanzó al mercado un total de 23 libros. He visto las portadas y leído las sinopsis.

Esta serie es importante para mí pues, junto a la lectura de cómics, fueron una de las razones por las que me acerqué a la literatura. Su fácil lectura, sus atractivas ilustraciones y la forma innovadora de contar las historias convierten a estos libros en una inteligente forma de invitar a la lectura. Sería interesante rescatar este formato, ahora tan común en la literatura de habla inglesa, pero poco usada en la hispanoamericana. Proyectos como la Biblioteca Básica de Yucatán son sin duda proyectos extraordinarios para el fomento a la lectura, pero todavía quedan otras estrategias por usar, ésta podría ser una… Al menos, para mí, sirvió muy bien.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...