miércoles, 28 de enero de 2009

Descubriendo el hilo negro de la educación


Por Raúl H. Pérez Navarrete

No es novedad que los maestros se quejen de la lamentable situación en la que muchos de sus alumnos se encuentran en términos de ortografía, capacidad de análisis, entre otros aspectos (Miguel Civeira da cuenta de ello con su peculiar ingenio en una de sus últimas entradas); sin embargo, poca atención se le presta a los profesores y al mundo que hay detrás de ellos.

El maestro que imparte lecciones ante un grupo de alumnos hundidos en el silencio es totalmente inaceptable hoy en día; actualmente -ante la generación iPod- el dinamismo es una característica esencial en las labores del docente, los libros son visualmente más atractivos, e incluso los programas de las asignaturas sugieren cintas como Matrix, en el caso de filosofía, para entender a Descartes (yo utilicé Tiempos modernos, de Chaplin, para explicar el concepto de alienación de Karl Marx).




El mundo está cambiando y la educación con él; sin embargo, algunos de estos cambios sólo se convierten en nuevos lastres para la enseñanza. Actualmente asisto a las academias estatales organizadas por el Departamento de Educación Media Superior con el fin de que nos muestren cómo llenar los diversos formatos (entiéndase, papeleo interminable) que forman parte de de los cambios que la SEP implementará próximamente.

La Secretaría de Educación Pública se percató que los profesores no trabajan con objetos sino con personas y que, además, estas están por enfrentarse en breve al mundo real. Es aquí donde las llamadas “competencias” entran en juego: ahora el alumno (una persona), no sólo asimilará conceptos sino que también sabrá aplicarlos y, conjuntamente, en el proceso aprenderá valores importantes como el respeto y la responsabilidad.



Carajo, y luego hay quien se pregunta por qué la educación está como está (entiéndase, jodida).

5 comentarios:

La Diabla dijo...

Casate conmigo!

Raúl H. Pérez dijo...

Por supuesto ;)

ROSELY dijo...

Hola! te agradezco por tu comentario en mi blog. Veo que compartimos algo interesante como es la docencia en bachillerato, que es un campo muy olvidado, pues suele dàrsele preferencia al nivel básico o superior. Las nuevas "reformas" en este nivel como las RIEMS realmente merecen un estudio serio y profundo. Me dio mucho gusto ver que alguien de la red escribe sobre estos temas.

Raúl H. Pérez dijo...

Rosely, gracias por tu comentario.

Leticia Zárate dijo...

Éste es un tema con mucha tela para cortar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...