lunes, 20 de octubre de 2008

Recuento de un fin de semana


Por Raúl H. Pérez Navarrete



Finalmente, el sábado por la tarde, conocí la sucursal de la librería Gandhi de nuestra ciudad. Me sorprendió ver a muchas personas comprando y consultando a los empleados por algún título. Fue una imagen agradable. Al salir varios minutos después, llevaba en la bolsa los libros Historia universal de la infamia, de Jorge Luis Borges; Tres rosas amarillas, de Raymond Carver, y En el Japón espectral, de Lafcadio Hern, además de la cinta Frankenstein, de James Whale. Será satisfactorio tener algo para leer, estoy cansado de los reality shows y de los seudo músicos que se preocupan más por su apariencia que por componer una buena canción.



Unas horas antes de revisar los anaqueles de Gandhi y de caminar por los aburguesados pasillos de Altabrisa y Plaza Galerías, disfrutaba de una cerveza en compañía de los escritores Javier España, Raúl Cáceres Carenzo y Jorge Pech Casanova, y de amigos y maestros de la universidad; el sábado al mediodía se presentó Sobre la tierra de los muertos, del autor chetumaleño Javier España, libro con el que ganó el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2007. Es sencillamente una obra extraordinaria.





El domingo por la mañana, junto a mis hermanas y Dalí, uno de nuestros perros, recorrí Paseo de Montejo para admirar de cerca (también, finalmente) las instalaciones que ocupan varios puntos de esa importante avenida. Ante el inmenso bloque de huacales multicolores ubicado en una de las esquinas, fue inevitable recordar un artículo publicado el sábado 11 en el Diario de Yucatán y firmado por Marcia Lara de Moreno. El texto, titulado “Hemos llegado a los límites… La degradación del arte” menciona obras realizadas por artistas conceptuales como Yoko Ono, Simon Pope, Marco Evaristti y Habacuc Vargas, a los que califica como “candidatos al diván del psiquiatra” y como “estafadores de incautos”. Hay un grave error de apreciación por parte de la articulista, no creo que presentar una sala vacía, como lo hizo Pope en 2006, o romper un jarrón en Central Park, como Yoko Ono, se equiparen a matar a un perro, como en la instalación “Eres lo que lees”, de Habacuc Vargas. Lo realizado por el costarricense fue muy cuestionado e incluso en las páginas del Por esto!, el maestro Jorge Cortés manifestó su rechazo ante esa obra.





Simon Pope


Sin lugar a dudas el arte ha cambiado y, en esa transformación, se ha alejado del gran público; como señala la maestra Ma. Teresa Mézquita en un texto publicado en el primer número de la Revista Soma, “…el arte ecológico existe desde décadas atrás con su propuesta de intervención en el paisaje y el ‘arte conceptual’ casi es centenario desde los tiempos de Duchamp. Eso sí, aquí no se había visto de manera tan… pública. Quizá por ello la polémica”.






"Jardín", de Christine Saalfeld




Al hacer un recorrido por mis actividades del fin de semana, constato una vez más que el ambiente cultural de Mérida está adquiriendo una nueva fisonomía. El estudio sistemático de la literatura en universidades como la UADY y la Modelo; las exposiciones de artes plásticas como las de Montejo o la reciente retrospectiva de Enrique Trava en el Centro Cultural Olimpo; la presencia activa de autores como España, Pech Casonova y Cáceres Carenzo; los espacios alternativos para la exhibición de cine (la Quilla, la biblioteca José Martí, el Olimpo), e incluso la apertura de una nueva librería, son elementos renovadores del quehacer cultural de nuestra ciudad. Deberíamos estar orgullosos.







"Me siento en las nubes", de Diana Mendieta






Mérida, Yucatán, a domingo 19 de octubre de 2008.

1 comentario:

David Moreno dijo...

"sábado 11 en el Diario de Yucatán y firmado por Marcia Lara de Moreno. El texto, titulado “Hemos llegado a los límites… La degradación del arte” "...

Mi estimado, ya el nombre de la autora y su carrera como articulista, habla de una visión limitada no solamente del arte, sino de la vida misma...

Comparto tu optimismo con la llegada de Ghandi (aunque me parece que la ubicación de la librería no es la mejor) y con las otras cuestiones que mencionas....aún así, me parece que aún nos falta mucho para alcanzar los niveles culturales de otras ciudades del país y del mundo....pero ahi vamos...aunque lo de Capital Americana de la Cultura, me sigue pareciendo una total exageración...

en fin..

Saludos cordiales...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...