lunes, 22 de octubre de 2007

Alicia

Por Raúl H. Pérez Navarrete



Alicia contemplaba un dragón devorando la luna, mientras remojaba los pies en un mar tranquilo. Respiró música de guitarras, suaves como versos, distantes como sueños, acompañada de incertidumbre en un muelle dormido.


Embarcaciones en la lejanía fantaseaban con constelaciones tardías, a la deriva en la soledad hiriente.


Alicia contemplaba un astro agonizante, mientras arrojaba migajas de luna al mar tranquilo.



Texto publicado originalmente en la revista Al pie de la letra, número 4.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...