lunes, 10 de septiembre de 2007

Recomendación de la semana: Soldado anónimo



La amarillenta realidad, el claroscuro de la fantasía y los momentos atrapados entre ambos planos como la aparición de un solitario corcel cubierto de petróleo es lo que el director Sam Mendes y el guionista William Broyles Jr. lograron aprehender y plasmar en pantalla tras la adaptación del libro autobiográfico Jarhead, del ex combatiente de la Guerra del Golfo Pérsico Anthony Swofford. Si bien podría parecer una película de guerra más, la originalidad de Soldado anónimo radica en su crudo sentido del humor, las claras alusiones a la economía y la política como detonantes de un enfrentamiento bélico así como en la excelente construcción de sus personajes.


Encabezando el reparto se encuentra el talentoso Jake Gyllenhaal, en el papel de un joven que cae en las manos del ejército al “extraviar el camino hacia la universidad”. A través de sus días en el campo de entrenamiento y su posterior movilización al Medio Oriente tras la invasión iraquí a Kuwait, el público se ve envuelto por la jerga de los marines, sus formas de relacionarse y la monótona espera ante un conflicto armado que parece distante en todo momento. Más que una película de guerra, Soldado anónimo posee tantas aristas que es por igual una gran metáfora sobre la soledad, la familia, la risa, las decisiones que tomamos día a día y la libertad de expresión.




Las soberbias actuaciones de Jamie Foxx y Peter Saarsgard, el ritmo natural de la cinta y la mezcla de mofa y homenaje a películas sobre Vietnam (la imprevista aparición de Break on through de los Doors es genial), dan como resultado un trabajo sólido, por demás recomendable, y que fácilmente podría convertirse en un clásico.


22 de enero del 2006



No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...