lunes, 6 de agosto de 2007

Humor ácido y amarillo




Por Raúl H. Pérez Navarrete





A mediados del siglo XIX, en un poema que antecede a sus Flores del mal, Charles Baudelaire califica a su lector como “hipócrita”. Más de 150 años después, Homero Simpson se dirige a quienes lo observamos desde las butacas y nos llama “idiotas”. La escena antes descrita ocurre en los primeros minutos de Los Simpsons: La película, que desde la aparición del logo de la 20 Century Fox atrapa a una audiencia que esperó varios años para disfrutar de una cinta inspirada en los personajes de Matt Groening.

Homero fue al espacio, Marge sirvió en la policía, Bart fue llevado a juicio por vínculos con la mafia, Lisa se convirtió al budismo y la pequeña Maggie le disparó al señor Burns, ¿cuál podría ser entonces la trama de un filme sobre la familia animada más famosa del planeta? Por otro lado, personalidades como Paul y Linda McCartney, Tito Puente, Jasper Johns, Michael Moore, Tony Blair, Venus y Serena Williams y la agrupación Smashing pumpkins han aparecido como ellos mismos o han prestado sus voces como es el caso de Johnny Cash y Donald Sutherland, ¿quién podría participar en esta ocasión? Finalmente, este verano éstas y otras interrogantes fueron resueltas.



Metallica participó en la decimoctava temporada



The Simpsons Movie es agrandes rasgos un largo capítulo de la serie (dura 87 minutos), por lo que comentarios de índole política, social y religiosa están presentes junto a la mayoría de los habitantes de Springfield. Algunas personas podrían sorprenderse por la poca participación de personajes recurrentes como Moe, el señor Burns y Milhouse, pero yo siento que sus apariciones cumplen con mostrarnos sus respectivas esencias: Moe es el hombre de la eterna depresión y mala suerte; Burns es un desalmado y Milhouse el sempiterno enamorado de Lisa.

Con respecto a la trama, esta se antoja forzada en ocasiones, haciendo difícil de creer algunas situaciones como la relación entre Bart y Ned Flanders, sin embargo, en su defensa podríamos argumentar que las películas basadas en series tienen como atractivo romper con esquemas a los que el público está habituado (Martin se venga finalmente de los bullies que lo acosan, por ejemplo).

En pocas palabras, se trata de una historia que cumple su cometido, pues si bien el principio es relativamente lento, la cinta avanza con buen ritmo en los minutos siguientes y posee secuencias en verdad hilarantes como la participación de Green day o la turba iracunda (tan típica de la serie).



Turba iracundirijilla


Como seguidor de la serie desde hace varios años, no me sentí defraudado.





Mérida, Yucatán, a sábado 4 de agosto de 2007


letrasobscuras@gmail.com
comicsgenesis@hotmail.com

4 comentarios:

Fuji dijo...

La verdad es que no tenía tantas ganas de verla; sin embargo, tengo que confesar que estoy gratamente sorprendida por lo hilarante y bien aborada de las situaciones que plantearon.

Disfruté mucho las ironías sobre Disney. Oh si. jeje

Saludos!

Letras dijo...

También las bromas sobre Disney fueron geniales, es cierto.

Un saludo.

EL REY DEL BARRIO dijo...

Definitivamente, los simpsons es lo mejor que he visto en toda mi vida, nadie que sea fanático de los simpsons puede decir lo contrario, muy buena reseña y chido tu blog, un saludo.

Lulú dijo...

Neta, compañerito, me sorprendió tu reseña pero respeto tu análisis. Yo esperaba más al verla, sin embargo debo confesar que sí, señalas puntos que son muy rescatables. Peeero yo quería más Smithers y Sr. Burns :(.

En los créditos, también algo lindijirijillo: la voz de Maggie esbozando un "se-cue-la".

T.q.m., amigüi.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...