lunes, 20 de agosto de 2007

Fragmentos casi olvidados de memoria




Por Raúl H. Pérez Navarrete



Para mis ex alumnos



Recuerdo mi infancia como una extraña mezcla de domingos En familia, G.I. Joes con algún aditamento extraviado; casetes y LP’s de Mecano, José Luis Perales y los Beatles; los dibujos animados de las Tortugas Ninja y Astroboy; lucha libre mexicana; videos musicales de Guns N’ Roses, Aerosmith y Caifanes; tardes aburridas de sábado coloreando a Jesús y sus apóstoles así como veranos en la playa que por un tiempo ya no fueron tan divertidos luego del maratón de Tiburón por Canal 5.

Los videojuegos fueron también importantes ¿Cómo olvidar por ejemplo Missile Commando, Pac-Man o Dig Dug? En cuanto a historietas, los clásicos Spider-Man, Batman y el infaltable Kaliman, que alguna vez cayó en mis manos.

Recuerdo igualmente que las caricaturas que más disfrutaba eran aquellas que lograban sorprenderme, aquellas de las que no sabías qué esperar en el siguiente episodio: la extraordinaria Aquí viene Cascarrabias, la compleja tragedia llena de apagada esperanza que era Robotech o la sublime Muppet Babies, caricatura cuyo personaje central no era una rana, un fenómeno, una cerdita ni mucho menos una nana de invisible rostro sino la misma imaginación. Debo reconocer que si bien no soy seguidor de los programas e historietas producidos en Japón, muchas series provenientes de ese país como Mazinger Z, Centella y Caballeros del Zodiaco también alimentaron mi mundo infantil.


Capitán Centella

En cuanto al cine, cintas protagonizadas por Capulina, Jean Claude van Damme y el Santo se encontraban entre mis preferidas, sin embargo, fueron, las películas de la saga Star Wars, de Geroge Lucas, las que inspiraron en mí un especial interés por el séptimo arte, además de provocar dos o tres Navidades frustradas al no encontrar bajo el luminoso árbol decembrino una espada láser con un gran moño rojo.

Aquí viene Cascarrabias

Con el paso del tiempo todo aquello fue asimilado, surgiendo de pronto entre las conversaciones de pasillo de la preparatoria o en algún cuento o ilustración en mi cuaderno cuyo fin último era no escuchar más a mis profesores de las últimas clases de los viernes. Creo que no sabría explicarlo con certeza, pero en algún momento, aquellas conversaciones y pequeñas historietas tuvieron cabida en mis clases de de la universidad, hallando finalmente su lugar en este extravagante escenario que llamamos vida al igual que su autor. Ya sea en una revista escolar, un periódico mural o la paleta de alguna silla, aquello calificado como “extraño”, “raro” o simplemente “tonto” ya no lo era.

Ahora, algunos años después, frente al televisor o recostado en el suelo leyendo, todo aquello todavía permanece; si bien no recuerdo con detalle muchos episodios o escenas, una sensación agradable permanece muy en el fondo entremezclada con la nostalgia del los días pretéritos, como fragmentos casi olvidados de memoria…

3 comentarios:

Fuji dijo...

mmm, como he comentado recuerdo mis tardes con algunos primos escuchando rarezas al estilo de Rocío Dúrcal, Michael Jackson, Pandora y así por el estilo. Pero también estuvieron muy presente las caricaturas japonesas desde siempre: Peline, Candy, Los Caballeros del Zodiaco, La princesa de los mil años, la trágica y melodramática ratina de metan??, y un largo etc. Si, si, esas fueron las que más me gustaban. Yo no soportaba (ni soporto) a He-Man, Scooby Doo y demás relacionadas. Mi película trascedental fue Beetlejuice. Y aaah, como olvidar las tardes con el nintendo. Así las cosas. Muchos detalles medios raros y revueltos que aún faltan ordenar.

Una pregunta personal.. ¿ Maestro de que grado fuiste?

Saludos!

Angie Sandino dijo...

y Fuji me ganó la pregunta!
pero bueno aqui lo que veo es que queda perfecto la frase de "recordar es volver a vivir" lo que ahora nos parece un poco freack era lo más cool de antaño...

besos!

Raúl H. Pérez dijo...

Hola, gracias por los comentarios.

Mi primer trabajo fue el de maestro de español en la secundaria Modelo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...